Desplazate hacia abajo para ver el resto del contenido, o haz click en inicio.
Sanilock
pino-preview ×

Expresa tu Amor con palabras

En un estudio reciente, entre las diez experiencias más agradables que citaron los participantes figuraba “que me digan que me quieren”.

Lo interesante es que también funciona al revés. Los investigadores Lewinsohn y Graf han demostrado que expresar nuestro amor por alguien también nos hace sentir bien a nosotros. Aún más, esa sensación nos acompaña todo el día.

En el trajín de nuestra vida diaria, es fácil que olvidemos demostrar nuestro amor a aquellos a quienes queremos. Por lo tanto, resulta bueno preguntarse ¿Quiénes son las cinco personas a quienes más quiero y cuándo fue la última vez que se lo dije? 1

×

Haz Ejercicio Físico

Por diversos motivos, la medida en que nos sentimos positivos puede variar mucho con el ejercicio diario. Primero, trabajar el cuerpo con regularidad ayuda a disminuir la tensión y el estrés. Segundo, innumerables estudios han demostrado que el ejercicio físico modifica la bioquímica de nuestro cuerpo: mientras lo hacemos, producimos opiáceos naturales, mas conocidos como endorfinas. “las hormonas de la felicidad”, que nos hacen sentir claramente mejor.

No menos importante que esto, ha sido extensamente comprobado que el ejercicio físico practicado con regularidad reduce la grasa corporal, mejora el tono muscular, purifica la piel y nos hace sentir fuertes. Todos estos cambios provocan un aumento significativo de la autoestima, un estado mental íntimamente relacionado con la felicidad.

2
×

Fluye

La teoría del fluir es uno de los descubrimientos más importantes de los últimos veinte años. Mihaly Csikszentmihalyi, su pionero, sugiere que el goce consta de cuatro elementos:

1.- Estar realizando una actividad difícil (un desafío)
2.- Ver claramente que avanzamos en ella (las reglas son sencillas)
3.- Usar toda nuestra concentración
4.- Progresar y sentir que tenemos el control

A menudo experimentamos el fluir cuando practicamos disciplinas como el arte, un deporte o nos dedicamos a alguna actividad espiritual (ocupaciones como ver la televisión no propician un fluir porque no nos dan un sentido de logro). Cuantas más actividades que provocan ese fluir incorporamos a nuestra vida, más felices nos sentimos. Piensa en cinco posibilidades que creen ese fluir para ti. ¿Podrías hacerlas más a menudo cada semana?

3
×

Desarrollo las cuetro características mágicas de la personalidad

David Myers, reconocido psicoterapeuta positivista, ha descubierto en sus investigaciones que las personas que tienden a ser más felices que el promedio presentan cuatro características:

1.- Elevada autoestima
2.- Sensación de control sobre su vida
3.- Optimismo
4.- Extraversión (esto es sorprendente, pero cierto)

En la medida en que podamos desarrollar estos rasgos de personalidad, nuestros niveles de felicidad tenderán a crecer. Una excelente forma de comenzar sería, una vez más, que dispongas de unos minutos para escribir la manera de cultivar esas cuatros características en tu carácter.

4
×

Medita...

Las investigaciones realizadas durante veinte años por Herbert Benson, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, demuestran que las personas que meditan con regularidad son, por lo general, más felices que quienes no lo hacen. El sugiere esta técnica simple:

1.- Elige una palabra sencilla; por ejemplo, “amor”, “uno” o “paz”.
2.- Repite esa palabra entre diez y veinte minutos. Puedes decirla en voz alta o sólo mentalmente, con intervalos de uno o dos segundos.
3.- No prestes atención a los pensamientos que te surjan, vuelve a tu repetición.

Es así de Fácil. ¡ Y así de Difícil !

5
×

No hagas del dinero tu prioridad

Martín Seligman, experto en psicología positivista, ha demostrado que quienes se concretan exclusivamente en ganar más dinero son menos felices que las personas para que la riqueza no es su primera prioridad. En la sociedad actual, existe una interminable variedad de cosas que nos vemos tentados a comprar: mobiliario nuevo, automóviles sofisticados. La lista continua, pero todo es una trampa. Cada vez más investigaciones científicas demuestran que la obsesión por las ganancias materiales hace menos felices a las personas.

Ha sido científicamente probado que, desde el punto de vista de la felicidad, una vez que los ingresos de alguien sobrepasan la línea básica de pobreza hay poca diferencia entre esa persona y las ricas. Los estudios indican que el hecho de tener posesiones materiales es nueve veces menos importante para ser feliz que contar con amigos y familia. El viejo refrán es cierto: El Dinero no hace la Felicidad.

6
×

Practica el Amor Compasivo

¿Por qué decimos que “es mejor dar que recibir”? Porque todos conocemos esa sensación agradable que nos invade cuando ayudamos a alguien y mejoramos su vida. Ya sea con un regalo, con nuestro apoyo o con una palabra de aliento, demostrar amor compasivo es una de las maneras más rápidas y efectivas de sentirse bien. Nadie pone en duda esto, pero pocos organizamos nuestra vida para dar esta clase de amor a quienes nos rodean.

Piénsalo por un momento. ¿Qué podrías hacer por la felicidad de ajena en lugar de buscar únicamente tu propia satisfacción? Un cambio tan fundamental podría tener efectos muy profundos en tu felicidad. 7

×

Mantente Ocupado

A menudo he visto personas que tenían muy poco que hacer, y caían en un estado de depresión y letargo. Mi observación se ve respaldada por las recientes investigaciones en el campo de la psicología positivista. Aparentemente, el cerebro necesita una conciencia ordenada y es más feliz cuando tiene una serie de tareas que cumplir.

Si estas pasando por una etapa de poca actividad, encuentra cosas para hacer cada mañana y mantente ocupado. Cuando la vida parece sombría, cuanto menos tiempo tengas para pensar (y pensar y pensar) en tu situación, más feliz serás.

8
×

Ten a Dios presente

Esta técnica para alcanzar la felicidad ha sido usada durante miles de años – probablemente de manera inconciente – con notable éxito por musulmanes, judíos y seguidores de algunas ramas del cristianismo. Mientras realices tus actividades diarias, recuerda constantemente que Dios esta contigo, dentro de ti y a tu alrededor. Si no eres creyente, puedes tener presente a la naturaleza, como fuente de todo lo que somos.

Dicen los profesionales que el recordar a menudo que existe un creador que nos ama y dirige el mundo que nos rodea, nos tranquiliza, nos reconforta y nos da confianza para superar los problemas pasajeros, pero a menudo perturbadores, de la vida. Recordar a Dios durante el día, además, nos ayuda a centrarnos e impide que nos dejemos absorber demasiado por los retos diarios que nos presenta la vida.

9
×

Pon en Claro tus Valores

La Mayoría de la gente se siente feliz o desdichada no por los hechos a los que se enfrenta sino por su manera de reaccionar ante ellos. Si vivimos de acuerdo con nuestros principios, nos sentimos felices. Si no, es menos probable que así sea. El Problema es que pocas personas tienen claro qué cosas valoran más en la vida.

Haz esta Prueba Rápida. Ordena los siguientes cinco valores según la Importancia que tienen en tu vida: Salud, Profesión, Familia, Espiritualidad, Vida Social. Ahora pregúntate ¿Vivo mi vida de acuerdo con estas prioridades? Si no es así, quizá sea el momento de empezar a hacerlo. Tomarte el tiempo necesario para definir los valores por los cuales te riges puede constituir un paso valiosísimo para simplificar tu vida y ser más Feliz.

10
×

Vive en Pareja

Cada vez más investigaciones indican que las personas que viven en pareja son, en general, más felices que aquellas que no lo están.

El Nacional Opinión Research Center llevó a cabo una importante encuesta entre 35.000 estadounidenses en los últimos treinta años. Alrededor del 40% de las personas casadas decían ser muy felices, en comparación con el 24% de los solteros (esta cifra incluye divorciados, viudos y separados). Vivir en pareja tiene sus altibajos, pero para la mayoría de la gente, son muchos más los momentos buenos que los malos.

11
×

Cultiva la amistad

Existe una fuerte relación entre el número de amigos que tenemos y lo felices que somos. Los estudios demuestran que las personas que tienen cinco o más buenos amigos suelen alcanzar niveles más altos de felicidad que quienes tienen menos de esa cantidad.

Ed Diener, investigador de la felicidad, ha demostrado que las personas más felices tienen más amigos – íntimos o no – que el promedio de la gente. Haz una lista de diez personas de cuya compañía disfrutas. ¿De qué Manera podrías mejorar tu relación con ellas? ¿Qué podrías hacer para integrarlas más a tu mundo?

12
×

Agradece

Ésta es una de las técnicas más sencillas para alcanzar la felicidad, pero también una de las más eficaces. Dan Sullivan, reconocido experto en potencial humano, señala que es prácticamente imposible experimentar emociones negativas cuando nos sentimos agradecidos.

Según aquello en lo que nos concentramos, tendemos a estar eufóricos o decaídos. Por lo tanto, pasar unos minutos cada día agradeciendo en silencio lo bueno que poseemos o que nos sucede, puede hacer maravillas por nuestra felicidad. Por experiencia propia, creo que sentir y expresar gratitud frecuentemente es una de las maneras más seguras de tener una vida feliz por mucho tiempo. ¿Por qué cosas podrías sentirte agradecido?

13
×

Respira conscientemente

Cada vez que algo nos molesta, nuestra respiración cambia. Cuando sentimos un gran placer, vuelve a cambiar. Está claro que nuestros estados de ánimo afectan a nuestra manera de respirar, pero las investigaciones han revelado que también se da lo contrario. Si inhalamos profundamente y en forma relajada, es casi imposible seguir molestos o frustrados. La respiración profunda ayuda a que nos sintamos más tranquilos, más relajados y más felices.

La próxima vez que algo te enfurezca o te deprima, haz la prueba. Altera conscientemente tu respiración. Respira de forma mas profunda y lentamente, inhala por la nariz y exhala por la boca. En pocos minutos, verás que tu mal humor se disipa.

14
×

Concéntrate en el futuro

La Mayoría de las personas no tienen verdadera visión de futuro. Por consiguiente, a menudo se ven atrapadas en los problemas cotidianos. El hecho de concentrarse en el futuro no sólo hace la vida más excitante, sino que además ayuda a soportar mejor los problemas del presente.

Si quieres experimentar una vida mas feliz, decide dónde querrías estar dentro de diez años y trabaja por ello todos los días. Debes verlo con claridad, creer en ello. Actúa para hacerlo realidad. Con un lápiz y un papel, imagina tu vida ideal dentro de una década. ¿Qué querrías haber logrado? Es casi imposible sentirse deprimido si se tiene una intensa visión de futuro en la que se trabaja a diario con esperanza y constancia.

15
×

Inspírate en la filosofía oriental

El Taoísmo, el budismo y el confucianismo son las tres grandes escuelas filosóficas de la antigua China. El Tao Te Ching – el texto principal del taoísmo – es la obra más traducida del mundo, después de la Biblia.

Los taoístas creen que se puede alcanzar la felicidad imitando a la naturaleza. Por ejemplo, el agua fluye alrededor de las rocas que obstaculizan su paso; del mismo modo, deberíamos intentar dar un rodeo en torno de nuestros problemas en lugar de acometer rápidamente, y quizá sin meditar, lo que suponemos como su solución.

La clásica teoría budista sobre la felicidad se basa en el deseo. Los budistas creen que el reducir nuestros deseos y anhelos es una manera segura de sentirnos felices. El deseo, afirman, es la causa de gran parte de nuestra frustración y desdicha. Y existen dos formas sencillas de minimizarlo: lograr lo que queremos o reducir nuestros deseos.

Los Budistas sugieren que la primera opción es difícil de alcanzar y que la segunda ofrece una vía más rápida hacia la felicidad. Es verdad que para la persona común no tener deseos carece de sentido. ¿Qué tendría la vida de divertido? Pero solo por esta vez pregúntate: ¿Sería yo más feliz si deseara menos cosas? La respuesta podría sorprenderte.

16
×

Ponte metas altas

Nuestro cerebro actúa como un mecanismo de activación de metas. Le decimos lo que queremos y él desarrolla un sistema para lograrlo. El problema, según Brian Tracy, experto en cumplimiento de objetivos, es que solo el 3% de la población se propone metas. No es extraño que tanta gente tenga la sensación de que su vida carece de rumbo.

Puedes proponerte dos tipos de objetivos: internos ( relaciones sanas, bienestar, crecimiento personal..) y externos ( dinero, poder, fama..)

Todos merecen la pena, pero según las investigaciones de Kasser y Ryan, profesores de psicología, cuanto mas se desarrolle interiormente una persona, más feliz podrá ser. Tras entrevistar a cientos de individuos y analizar sus prioridades en la vida, Kassier y Ryan llegaron a la siguiente conclusión: “LA persecución de metas como el dinero o la fama conduce a una menor calidad de vida que el seguimiento de objetivos más altruistas, como mejorar las relaciones interpersonales o la aceptación de uno mismo”

Examina tus metas y pregúntate si te servirán para un desarrollo genuino como persona o simplemente modificarán tus circunstancias externas.

17
×

Libera tu Energía

Los Expertos en yoga de la India y los maestros chinos de Tai Chi concuerdan: el flujo ininterrumpido de energía es Vital para la felicidad física y mental. Nuestros cuerpos contienen ríos de energía, conocidos como meridianos. Cuando se bloquean, solemos sentirnos decaídos.

No es necesario que pasemos horas sentados en la postura de loro ni que lleguemos a ser expertos en Kung fu para mejorar la situación. Es suficiente con pasar diez minutos por día estirando las extremidades y los músculos para ayudar a desbloquear estos meridianos, promover la libre circulación de la energía del cuerpo (“Chi “en mandarín o “prana” en sánscrito) y mejorar la salud y el ánimo.

18
×

Duerme más

Muchas personas no duermen lo suficiente en la actualidad. El hecho de dormir poco con regularidad no sólo nos fatiga físicamente, sino que además ensombrece nuestro ánimo y aumenta la irritabilidad, según Timothy Sharp, terapeuta en sueño y psicólogo especializado en felicidad.

La cantidad ideal de sueño varía de una persona a otra pero, en general dormir menos de seis horas es perjudicial para nuestro cuerpo. La mayoría de las personas necesite entre siete y ocho horas de sueño por noche. Si te cuesta dormir, intenta cenar mas temprano, meditar o tomar un baño relajante antes de acostarte.

19
×

Mejora tu Autoimagen

El cirujano plástico Maxwell Maltz, en su obra pionera PsychoCibernetics, demostró que normalmente nos comportamos de acuerdo con la imagen que tenemos de nosotros mismos. Con el tiempo, observó que el factor más importante para la felicidad de una persona no era su aspecto real, sino su autoimagen. Por ejemplo, si te ves como una persona infeliz, tu cerebro se asegurará de que experimentes la vida de esa manera.

Pero Maltz demostró que poco a poco podemos modificar nuestra autoimagen. Si cada día, durante unos minutos, te visualizas como una persona feliz puedes mejorar significativamente tu nivel de satisfacción.

20
×

Cambia de enfoque

Popularizado por Anthony Robbins, instructor en alto rendimiento personal, el método de Control del Enfoque para la felicidad da resultados rápidos y notables. Robbins afirma que somos felices o infelices en gran media debido a aquello en lo que nos concentramos. Al elegir conscientemente concentrarnos en los aspectos positivos de nuestra vida, en lugar de hacerlo en los negativos, tendemos a conservar un mejor estado de ánimo.

Enumera en una lista cinco cosas que estén bien en tu vida y repásala varias veces durante tu jornada. Al cabo de algunos días, veras que mejorará tu percepción sobre la calidad de tu vida.

21
×

Pasa más tiempo al sol

La luz del sol puede hacer mucho por tu ánimo; el sol funciona como una fuente de permanente energía, incluso para la gente. A la inversa, la falta de sol deprime a muchas personas. En lugares como Seatle o Estocolmo, donde hay poco sol en invierno, las tasas de depresión son elevadas.

Hay dos maneras sencillas de utilizar esta energía solar. La primera es programar caminatas para dar un paseo diario (veinte minutos son suficientes). La segunda consiste en vivir y trabajar en ambientes bien iluminados. Se ha demostrado que la luz fluorescente brillante también tiene un notable efecto positivo sobre el ánimo. La iluminación de espectro completo (en teoría, la luz artificial más saludable) imita la luz del día.

22
×

Se sensible frente a los sentimientos de los demás

En la sociedad actual todos estamos siempre muy ocupados y muchos tenemos estrés. No es raro que, en ocasiones, no seamos sensibles ante los sentimientos de quienes nos rodean. Nuestros seres queridos pueden demostrar su insatisfacción en formas muy sutiles: una pausa, un ceño fruncido, un suspiro, un cambio en el tono de voz. Si no prestamos atención, podemos pasar por alto esas señales de creciente infelicidad y con el tiempo, éstas pueden convertirse en una bola de nueve que llegue a quebrar una relación.

Estudios recientes probaron que las personas que mostraban sensibilidad en la comunicación calificaban su satisfacción con la vida un 17% por encima que quienes no la manifestaban. Por nuestro propio bien, por tanto no dejemos de advertir las señales de insatisfacción en nuestros seres queridos.

23
×

Interésate por los demás

Muchas Personas que son infelices están demasiado enfrascadas en su propia vida. El reconocido psicólogo y maestro espiritual Sufi Javad Nurbaksh cree que las personas infelices a menudo se sienten mejor si dejan de concentrarse en si mismas y se interesan más por cómo se encuentran los demás.

Reflexiona. ¿No estarás demasiado encerrado en ti mismo? ¿Pensar demasiado en tu propia situación podría ser la causa de tu infelicidad? Decide concentrarte en ayudar a otros. Interesarte por los demás no sólo te ayudará a olvidar tus propios problemas, sino que puede ser en sí misma una experiencia que mejorará tu ánimo.

24
×

Practica tu religión

Las personas que practican activamente una religión suelen ser más felices que quienes no lo hacen. Muchos psicólogos creen que la fe de una persona en una deidad que ama también ayuda a preocuparse menos. Tener confianza en que alguien vela por nosotros aumenta la propia satisfacción con la vida en general. Es interesante señalar que quienes practican su religión en grupo experimentan más estos beneficios que quienes la practican solos.

25
×

Actua a lo Grande

Si estás atravesando una situación difícil, esta podría ser la técnica perfecta para ti. Con demasiada frecuencia, cuando sufrimos nos apartamos a lamer nuestras heridas. Esta actitud está bien por un tiempo, pero para resolver un problema es mejor pasar a la acción a gran escala.

Escribe en una lista diez maneras en las que podrías mejorar esa situación, y después haz algo al respecto hoy mismo. Quizá te resulte difícil cumplir con todos los pasos pero, si lo haces, es probable que tu situación mejore en forma radical en muy poco tiempo. Ya sea que se trate de llamar a un amigo, pedir disculpas, cortar lazos o lo que fuere, decídete a actuar de modo resuelto y perseverante y, al cabo de unos días seguramente te sentirás mucho más feliz.

26
×

Ten un Propósito vital

En su ya clásico libro El hombre en busca de sentido, el Psicólogo Victor Frankl demostró que, durante la Segunda Guerra Mundial, los prisioneros de los campos de concentración nazis que tenían un motivo para sobrevivir, a menudo vivían más aquellos que carecían de una meta concreta.

Es imprescindible que nuestra vida tenga un propósito o un significado. De hecho, muchos especialistas en felicidad creen que esa sensación de significado o propósito es el atributo que más se asocia con la satisfacción en la vida. Frankl, incluso, creó un nuevo tipo de psicología - conocida como logoterapia – sobre la base de esa teoría.

¿Para qué vives? Desarrolla una declaración de misión para tu vida: un párrafo sencillo que resuma tu meta principal. Ponlo a la vista en tu casa y en tu lugar de trabajo, y concéntrate en ello a diario. A medida que tengas mas clara tu misión de vida y te comprometas más con ella, tu grado de satisfacción aumentará.

27
×

Sé un autorrealizador

Hace varias décadas, Abraham Maslow se hizo famoso en el ambiente de la psicología por su teoría de la autorrealización. Maslow creía que, para sentir que todas nuestras necesidades encuentran satisfacción, es importante hallar nuestra vocación. Afirmaba que para tener felicidad duradera, necesitamos la oportunidad de liberar nuestro potencial interior.

Según Maslow, los autorrealizadores han desarrollado una amplia variedad de capacidades:

•Auto aceptación.
•Capacidad de mantener relaciones de Afecto
•Libertad de presiones sociales
•Sentido claro del propósito y del significado de la propia vida.

Trabajar en cada uno de estos aspectos mejorará indudablemente tu satisfacción en la vida.

28
×

Ten disciplina contigo mismo

De acuerdo con el espiritista Shaykh Fadhlalla Haeri, uno de los factores esenciales para la felicidad de una persona, es su grado de autodisciplina. El exceso regular de comida, alcohol, sexo, e incluso de trabajo u otras actividades consideradas como correctas, puede afectar y debilitar a nuestro cuerpo, mente y alma.

La práctica de la autodisciplina en estas áreas nos fortalece interiormente, ya que empezamos a vernos como amos de nuestro cuerpo, más que como sus esclavos. La moderación conduce da la estabilidad, y ésta, a la satisfacción. Haz un balance de tu vida: ¿En que áreas puede faltarte disciplina? ¿Que tres cosas sencillas podrías hacer para corregir esas debilidades?

29
×

Sé optimista

La obra precursora de Martín Seligman ha demostrado que el pensamiento optimista es una manera altamente efectiva de aumentar el bienestar. Seligman demostró que las personas optimistas:

•Tienen más éxito en su trabajo.
•Disfrutan más de la vida
•Son más sanas
•Tienen más amigos

Los optimistas disfrutan la vida mucho más que los pesimistas principalmente porque ven los problemas como algo pasajero. No se trata de no enfrentar esos problemas o restarles importancia, sino de encararlos con actitud más positiva.

30
×

Perdona

Todas las grandes religiones predican con el valor del verdadero perdón como camino hacia la felicidad. Es fácil entender por qué: no perdonar a alguien nos llena de ira, envidia y odio cada vez que pensamos en esa persona. ¡Difícilmente seremos felices así!

Si de verdad quieres alcanzar una felicidad duradera, sólo existe un camino: habla o escríbele a esa persona y dile que has decidido perdonarla. Si lo haces con sinceridad, sentirás que te quitas un peso enorme de los hombros. Si la persona ya murió, escríbele de todos modos. Tu acto de perdón te sanará y te hará sentir mejor.

31
×

Asume el control de tu Vida

Un rasgo común entre las personas felices es que se sienten en control de sus propias vidas. Revisa en que aspectos te parece que las cosas escapan a tu dominio. Y luego actúa.

Nuevamente utiliza la efectiva técnica de anotar en una lista todas las áreas de tu vida en las que sientes que has perdido el control. Luego escribe tres cosas que podrías hacer para mejorar cada situación. Quizá necesites decirle a alguien lo que sientes en realidad. Tal vez debas cambiar de rumbo o renunciar a algo (o a alguien). Pasar a la acción puede ser difícil, pero no lo dudes: el resultado aumentará tu sensación de autonomía y te sentirás mucho más feliz gracias a ello. 32

×

Busca un Trabajo Gratificante

Las investigaciones son claras: sino te gusta tu trabajo, no tendrás una vida feliz. Claro que este dilema tiene dos soluciones. La más obvia es cambiar de ocupación. De acuerdo con un estudio de Henderson, argyle y furnham, lograr un nuevo empleo puede ser una de las experiencias mas positivas de la vida, sin embargo muchos elegimos seguir durante años en un lugar que detestamos en vez de arriesgarnos a buscar otro).

La segunda solución consiste en cambiar tu actitud hacia tu trabajo actual. Pregúntate: ¿Qué aspectos positivos puedo encontrar en esta tarea? ¿Cómo podría mejorarla? ¿Como podría modificar mi trabajo para disfrutarlo más? Al Fin y al cabo, como dijo Virgilio, “Nada es bueno ni malo; lo hace así nuestro pensamiento”. Un cambio genuino de actitud a menudo puede renovar nuestra carrera y lograr que un trabajo aburrido vuelva a ser divertido.

33
×

Limita tu Tiempo en Soledad

A algunas personas les gusta tener compañía siempre; otras prefieren estar más tiempo a solas. En este sentido, obedece a tu corazón, pero ten cuidado de no pasar demasiado tiempo en soledad. Varios estudios sugieren que las personas que pasan mucho tiempo solas experimentan niveles de depresión.

Todo el mundo necesita equilibrio. Pero, cuando tengas dudas acerca de reunirte o no con tus amigos, probablemente ser sociable se transforme en la mejor alternativa, aunque sólo sea por tu propio bienestar.

34
×

Planifica

¿Alguna vez has escuchado que la falta de un plan conduce al fracaso? Lamentablemente, la mayoría de las personas toma la vida como se presenta, con poca o ninguna planificación. Si bien esto parece facilitar las cosas, en muchos casos puede provocar períodos negativos. Nuestro cerebro necesita orden, y el progreso nos hace sentir bien interiormente. El hecho de planificar también aumenta nuestro sentido de autodominio, un factor esencial para la felicidad.

Planifica tu vida, y repasa esos planes con regularidad. Si escribes todos los días una lista con las tareas que tiene que hacer, cúmplela. Esto dará a tu cerebro la clase de conciencia ordenada que necesita.

35
×

Reduce tu consumo de alcohol

Si bien el alcohol parece ser un estimulante, en realidad actúa como depresor. Además, hace estragos en los niveles de azúcar en la sangre, lo cual tiene un efecto adverso en nuestro estado de ánimo durante varios días después del consumo. Por si eso no fuera suficientemente malo, el exceso habitual de alcohol envenena lentamente los riñones y perjudica el funcionamiento del cerebro.

No se trata de llegar a la abstinencia total de alcohol (de hecho, varios estudios demuestran que una copa diaria de vino tinto hace bien), sino de disminuir notablemente su consumo para lograr un ánimo feliz y estable.

36
×

Escucha música estimulante

La música puede provocar un efecto rápido y poderoso en el ánimo de cualquiera. De hecho, la música estimulante logra que las personas se sientan más felices en el 83% de los casos.

Crea tu propia colección de música feliz. Reúne aquellos temas que siempre te hacen sentir bien y guárdalos separados del resto, listos para usarlos cuando te sientas desanimado. ¡ Esa música inspiradora se convertirá en tus éxitos personales de felicidad.

37
×

Usa afirmaciones positivas

Los resultados demuestran que el 67% de las personas pueden mejorar su ánimo con este método. Usa y repite afirmaciones positivas acerca de cómo querrías sentirte ahora. Por ejemplo:

Me siento muy bien
Estoy feliz
Soy afectuoso
Amo la vida
Es magnifico estar vivo

  Repite esas afirmaciones para ti mismo a menudo y con intensidad. Te asombrará la diferencia que esta técnica sencilla puede lograr en tu manera de enfrentar cada día.

38
×

Escribe una lista de las cosas que te hacen feliz

Fred Grose, experto en alto rendimiento personal, recomienda a sus alumnos confeccionar una lista con todas las actividades que les encanta realizar. Puede estar formada por cualquier cosa, desde caminar por la playa hasta darse un largo baño de inmersión.

Esta técnica simple, pero sorprendente eficaz, consiste en hacer, al comenzar cada semana, un lugar en tu agenda para dedicarle tiempo a una de las tareas de tu lista, todos los días. Adjudícale una hora específica para asegurarte de que lo harás. Con este sencillo sistema, habrá en tu vida muchos más momentos placenteros y felices. La autentica importancia de esta técnica consiste en obligarte a ser mas conciente de tu felicidad y a que hagas de ella tu máxima prioridad. 39

×

Conoce gente nueva

Tu ánimo mejora cuando conoces gente nueva. Es fácil caer en la rutina social y pasar el tiempo con los mismos amigos de siempre. Sin embargo, ¿acaso estos viejos amigos no fueron una vez nuevos conocidos?

Lo cierto es que probablemente haya cientos de personas que podrían llegar a ser grandes amigos tuyos, si tan sólo te tomaras el tiempo, asiste cada tanto a un nuevo acontecimiento social. El hecho de crear oportunidades para conocer gente con regularidad no sólo es divertido, sino que además conducirá inevitablemente a tener uno o dos nuevos amigos para toda la vida.

40
×

Realiza alguna tarea solidaria

Ya hemos hablado de esa sensación agradable que experimentamos cuando hacemos un favor a un amigo o ayudamos a un extraño. No quedan dudas de que hacer cosas por otras personas ayuda a lograr el bienestar. No sorprende, entonces, que cuanto más regularmente hacemos algo por otro, mejor nos sentimos.

Por ello, ofrecerse como voluntario para algún trabajo comunitario resulta una excelente manera de sistematizar esa ayuda. Colaborando en un hogar de ancianos o en alguna escuela especial, los voluntarios se sienten, en promedio, el doble de felices consigo mismos que quienes no lo son.

41
×

Elige el lado bueno

El mundo está lleno de personas que han tenido muchas experiencias buenas en la vida, y aún así se sienten mal. Por otro lado, hay innumerables individuos que han enfrentado terribles penurias, pero siguen adelante. ¿Por qué?

Lo que nos hace felices o desdichados no son las cosas que nos pasan en la vida, sino nuestra percepción de lo que ellas significan. Al elegir ver el lado bueno de cualquier mala experiencia (y siempre hay un lado bueno), y decidir creer en nosotros mismos y en nuestra capacidad de superarla o recuperarnos, no habrá nada que pueda abatirnos en forma permanente.

Feliz o triste: en última instancia, tú eliges.

42
×

Acepta el paso de los años con optimismo

Muchas personas tienen miedo de envejecer más que de cualquier otra cosa. Tal vez se deba a que su visión de la vida de un anciano sugiere enfermedad, soledad y desdicha. Sin embargo, las investigaciones de Robert Kahn, profesor de Psicología y Salud Pública de la Universidad de Michigan, prueban que nada está más lejos de la verdad.

Las personas mayores pueden ser tan felices como las jóvenes. El trabajo de Kahn demuestra, sin lugar a dudas, que la edad no guarda ninguna relación con la felicidad. Muchas personas de edad avanzada confirman que sus años de vejez son, en realidad, los mejores. Por lo tanto, no te preocupes: tienes ante ti grandes momentos.

43
×

Conversa más

La gente suele decir que se siente muy bien después de una buena charla. Durante siglos, una conversación animada sobre un tema interesante ha demostrado ser una buena manera de levantar el ánimo, y los estudios psicológicos de la actualidad confirman que a la mayoría de nosotros nos gusta conversar.

¿Por qué no proponernos tener al menos una conversación realmente buena cada día? Llama a un amigo, acércate a alguien en tu trabajo o, simplemente, entabla una conversación con cualquiera de las personas con quienes te cruzas a diario. Sólo te llevará unos minutos, pero puede mejorar tu estado de ánimo por el resto del día.

44
×

Planifica o reserva tus vacaciones con anticipación

A todos nos encantan las vacaciones. La variedad, el entusiasmo y el descanso hacen que irse de vacaciones se convierta en una de las cosas más placenteras de la vida. Pero, como con tantas otras cosas, la preparación puede ser tan placentera como el viaje mismo.

Por eso, en esta búsqueda de la felicidad, tiene mucho sentido planificar las vacaciones con anticipación. La programación impulsa el placer de dos maneras:

1.- Al leer los folletos o estudiar las guías turísticas, sentirás anticipadamente entusiasmo.
2.- El hecho de tener reservadas tus vacaciones para el futuro hará que toleres mejor cualquier dificultad que experimentes en el presente.

45
×

Consigue una mascota

Tener en casa un compañero peludo y amistoso obra maravillas por la felicidad. La mayoría de las personas afirma que su estado de ánimo mejoró notablemente al tener un perro o un gato. Estudiantes que participaron en una importante investigación dijeron que tener una mascota era una de las cosas más positivas que les había pasado.

Es casi imposible no estar de buen humor cuando das afecto a los animales, sean tuyos o ajenos.

46
×

Únete a un grupo

Como hemos comentado, el hecho de estar con amigos aumenta la felicidad en la mayoría de los casos. Casi todas las actividades se disfrutan más en compañía.

¿Por qué no organizar un grupo para desarrollar actividades sociales, de esparcimiento o deportivas con mayor regularidad? En su brillante libro, La psicología de la felicidad, Michael Argyle demuestra en qué medida estos grupos pueden mejorar el bienestar de todos sus participantes.

Otra manera podría ser unirte a quienes apoyan a algún equipo deportivo. Un estudio de los profesores Shank y Beasley demostró que el sentido de comunidad que tienen los seguidores de un equipo es una parte importante de la sensación placentera que experimentan.

47
×

Interesaté por los demás

En la sociedad actual todos estamos siempre muy ocupados y muchos tenemos estrés. No es raro que, en ocasiones, no seamos sensibles ante los sentimientos de quienes nos rodean. Nuestros seres queridos pueden demostrar su insatisfacción en formas muy sutiles: una pausa, un ceño fruncido, un suspiro, un cambio en el tono de voz. Si no prestamos atención, podemos pasar por alto esas señales de creciente infelicidad y con el tiempo, éstas pueden convertirse en una bola de nueve que llegue a quebrar una relación.

Estudios recientes probaron que las personas que mostraban sensibilidad en la comunicación calificaban su satisfacción con la vida un 17% por encima que quienes no la manifestaban. Por nuestro propio bien, por tanto no dejemos de advertir las señales de insatisfacción en nuestros seres queridos.

48
×

Expresa tu cariño con gestos

A todos nos agradan los besos y los abrazos. Tal vez porque son una forma de interacción afectuosa con otra persona, quizá porque nos gusta la sensación que provocan o, simplemente, porque indican que alguien nos quiere. (¡En algunos casos, significa que nos quiere mucho!) Sea cual fuera la razón, la ciencia respalda lo que casi todos sabemos intuitivamente: que los gestos cariñosos nos hacen sentir más felices.

Detengámonos a pensar si estamos besando o abrazando lo suficiente a nuestra pareja, a nuestros hijos, a nuestros padres…
Vale la pena.

Recuerda que los besos, aunque parezcan algo sencillo, pueden tener un efecto maravilloso en tus ganas de sonreír.

49
×

Concéntrate en la Felicidad

He guardado para el final la que, quizás, sea la técnica más importante. Si de verdad quieres tener un alto grado de felicidad en tu vida, es esencial que te concentres en la felicidad todos los días. Debes decidir ser feliz ahora, no en algún momento futuro.

La felicidad no se puede dejar aplazada hasta que tengas más tiempo libre, o para cuando estés deprimido o cuando hayas terminado algún trabajo absorbente. La felicidad es tanto un arte como una ciencia y merece ser analizada y mejorada con regularidad.

Después de haber leído este libro conoces numerosas técnicas de probada eficacia para aumentar tu grado de alegría y bienestar. Utilízalas. Conviértete en un experto en ellas. Hazlas parte e ti. Si lo haces, tendrás asegurada una vida más feliz.

50
×

En SANILOCK le deseamos, que el próximo año 2020 sea un paso más en la construcción de su vida y que usted y su familia tengan paz, seguridad, comprensión, salud y alegría y que trasciendan para bien todos sus proyectos haciendo que su historia este llena de bendiciones, amor, éxito y plenitud.

La maravilla de la vida.

Está hecha de momentos.

Para expresar el amor.

Dar bienes para bien de quien amamos.

En todo lo que hagamos.

Cada vez que toquemos la vida de alguien.

Cada día es una oportunidad.

De poner nuestro granito de arena.

Para que florezcan y se nutran en su ser persona.

todos con quien coincidamos.

Y para trascender para bien superando todos los retos y desafíos.

Que la vida nos va mostrando.

Siendo la mejor versión de nosotros mismos.

Y compartiendo nuestro esfuerzo con todo el corazón.

Al construir para nosotros, nuestras familias.

y para todos en los que podamos influir.

Un mundo mejor con claridad y esperanza.

Feliz Navidad 2019, Dios los bendiga siempre.

×
contacto-info
×